Esta es mi historia de adopción: un viaje muy profundo al corazón

 

 

Como ya saben todos los que lo han vivido, explicar mi proceso de adopción es hacer un viaje muy profundo al corazón. El proceso de adopción es duro, largo y requiere de una fuerza mental que nadie espera hasta que se ve inmerso en él. Me resultaba graciosa la gente que me decía que me ahorraba un embarazo, los mareos, etc…Nadie sabe que esto es mucho peor: no notamos sus patadas de vida dentro de nosotras, no sabemos cuándo podremos abrazarles ni si, en nuestra ausencia, alguien lo hace cuando lo necesitan.
¡Cuántas dudas surgen durante el proceso! Esta es la parte común de todas las adopciones: las dudas. La incertidumbre es algo que sabemos que existe en este proceso y, para lo cual, creemos estar preparados. Pero nada más lejos de la realidad. Yo recuerdo que dudaba de todo: si sabría hacerlo, si al ser mayores llegaría ese vínculo familiar, si la raza, si yo, si la casa, si…si…si… Leía absolutamente todo lo que caía en mis manos referente a la adopción y mi madre me acompañaba en esa tarea. Buscaba y rebuscaba información y participaba en foros de los que conservo grandes amistades.
Es muy importante sentirse acompañado. Y nadie te puede acompañar mejor que las personas que están pasando o han pasado lo mismo. Nadie más te entiende bien. Como he explicado antes, yo era usuaria de foros de adopción: entraba, me desahogaba, leía a otros, intentaba ayudarles y hacíamos un “yo tiro de ti cuando tú no puedes” que al final acaba uniendo y ha hecho que, algunos de aquellos foreros, ahora sean casi familia. Yo recomiendo compartir siempre tu dolor, tus nervios y tu ansiedad, porque la incertidumbre es muy dura.

foto mano

Pero toda espera tiene su recompensa… ¡su foto!. Llega un día en que te llaman y te dicen que tienes asignación. Esa espera que te ha quitado el sueño durante tantas noches. Yo el día de la asignación salí de casa en zapatillas, no podía ni pensar. Parece que no llegas nunca y cuando te sientas y ves su foto, en mi caso eran dos en una, es indescriptible. Es miedo, es responsabilidad, es emoción, es ilusión. Y desde ese momento los sientes tuyos. Y ahí empieza la locura de ese viaje del corazón.
Es el momento de ir a buscarlos. Esa parte para mí fue la peor. La espera hasta el viaje, poniéndoles ya cara, se hace difícil. Aunque mi espera fue muy breve tal y como, por desgracia para las familias que esperan, están ahora las cosas. Preparativos, compras, despedidas… Todo es pura emoción. Y una vez subimos al avión y me abroché el cinturón mi marido me dijo: “ahora sí, nos vamos” y se me hizo un nudo en el estómago que tardó meses en desaparecer. Luego llegas allí, te ubicas y llega el momento de conocerlos. Momento intenso donde los haya. De nuevo ilusión, miedo, responsabilidad…si alguien no siente amor en el primer momento, que no se asuste, pues eso llega con el tiempo, sin darte cuenta, con el día a día y los momentos compartidos.

10982139_10204846991086250_1663217289122488276_n

Y todo empieza en la vuelta a casa. Dicen que eso es el fin del proceso. Para mí fue el principio. Y como todas las cosas novedosas y desconocidas son difíciles y duras. La adaptación es un proceso lento, largo y que hay que trabajarlo mucho. Fue en esos días cuando más me alegré de haber leído tantos libros y, en especial, que mi madre también los leyera, ya que cuando yo no estaba muy centrada ella me recordaba esos detalles que yo pasaba por alto.
Poco a poco se construye la familia. Con muchas risas, llantos, insomnios, ilusiones, muchísima paciencia, empatía…un día te sientas en la mesa, miras a tu alrededor y, de repente, ya sois una FAMILIA
En azul mandarina ya vivimos este proceso que ahora muchos estáis viviendo o habéis vivido. Es por este motivo que queremos crear un grupo en el que podamos hablar y compartir. Sentiros libres de dar vuestra opinión, compartir dudas desde el punto de vista de la experiencia vivida, no como profesionales, sino como padres que lo vivimos en primera persona. Podréis descargar un formulario (aquí) que podéis completar y enviarnos a nuestro correo info@azulmandarina.com con algunos datos. Cada miércoles os iremos proponiendo temas para poder desarrollar entre todos.
Vamos a ayudarnos entre todos. ¿Te animas? ¡Te esperamos!

10845799_1595327017401786_4441862185471450042_o

 

 

 

 

13 comentarios
  1. Marta Dice:

    No puedo estar más de acuerdo con todo lo que explicas!!!! El apoyo en un proceso tan duro es imprescindible y más por parte de alguien que está en tu misma situación. Viva los foros y un beso enorme a toda la familia. Se os quiere! 😉

    Responder
    • Maleny Dice:

      Ayyyy y que te digo yo a ti que tú no sepas?. Pues que vosotros sois la viva muestra de que se crean vínculos fuertes, que se crean familias, como somos nosotros y vosotros, una, cada vez más grande, familia. Con miles de cosas compartidas. Sé que tú también aportarás mucha luz en este proyecto, eres otra madre sufridora como tantas que andaremos por aquí y que tiene mucho que decir. Así que no te digo más que gracias por haberte dado de alta en aquel foro porque ese día aportaste mucho a mi vida.
      Mucho amor para vosotros.

      Responder
  2. Inés Dice:

    Hola.
    Este post me ha llegado al alma Para mi, tras cinco años de espera, leer las vivencias de quienes ya habéis formado la familia, resultan emocionantes y me llenan de esperanza.
    Yo también soy de las que leo todo lo que cae en mis manos y, si no cae, lo busco. Me encanta participar en los foros de adopción, me reconforta.
    ¡Gracias por poner en marcha el proyecto, me encantará participar en el!
    Un saludo.
    Inés

    Responder
    • Maleny Dice:

      Hola, Inés!
      Muchísimas gracias por tus palabras. Este proyecto es por y para gente como vosotros que tras malas y más malas noticias, tal y como está todo ahora, no decae en su empeño y sigue manteniendo su sueño, su deseo. En el momento de mi proceso era cuando empezaba a ir lento pero, ni punto de comparación con lo de ahora, es injusto, mucho, la situación vuestra de ahora. Los padres sufren, los niños crecen y sigue pasando el tiempo. Sé que hay muchos momentos en los que no veis salida y me pongo en vuestro lugar. Desde aquí quiero haceros ver que, aunque en la dopción nos sentimos muy solos en muchas ocasiones hay mucha gente que queremos alzar la voz, por vosotros. Intentar crear una comunidad de desahogo, de gritar, de reir de llorar, compartir experiencias, al fin y al cabo. Intentar aportar un ratito de luz cuando la vuestra, en algún momento, se apague.
      Gracias por compartir tu historia y encantada de que estés por aquí. Mucha fuerza y mucha suerte.
      Nos vemos los miércoles!!!

      Responder
    • Maleny Dice:

      Hola, Inés!
      Cinco años se dicen pronto, verdad? Imagino lo duro que debe estar siendo para vosotros, bueno, más que imaginar lo sé. Pero todo llega, estoy segura, mientras tanto únete a los que podemos ayudaros en mayor o menor medida, desahogarse es mejorar, sé lo que digo. En septiembre volveré a crear el grupo de adopción en el que poder hablar de estas cosas pero hasta entonces entra en mi web, en contacto y envíame un mail y hablamos de lo que necesites. Y así me cuentas cómo va tu proceso.
      Toda mi fuerza y mis ánimos.
      Un abrazo lleno de energía.

      Responder
  3. noelia Dice:

    Desde luego la adopción es de admirar y te felicito por la familia tan bonita que tienes y el esfuerzo y constancia que habeis llevado tú,tu marido y tu famila.Cuando alguien desea tener familia,desde ese preciso momento,nace el amor puro y el cariño y eso muchas veces no lo da la misma sangre.Un abrazo a ti y a tu linda familia

    Responder
    • Maleny Dice:

      Noelia, muchísimas gracias!
      Ser padres siempre requiere esfuerzo y constancia, como bien dices, pero en nuestra situación hay un plus que es la incertidumbre, el no saber nunca cuándo, eso es duro, muchísimo, como digo en el post, no notamos sus patadas que nos dice que están bien, ni tenemos una fecha programada. Ahora la situación está siendo durísima para los que esperan y, en especial, para los niños que necesitan una familia y un futuro.
      Gracias por asomarte a leer nuestra historia que se asemeja mucho a la de miles de familias, gracias por tu empatía y apoyo. Ahora los que esperan necesitan eso, mucho apoyo y mucha empatía.
      Cada miércoles estaremos por aquí, con un poco más de nuestra historia, estás invitada a nuestro epqueño mundo.
      Un abrazo

      Responder
    • Maleny Dice:

      Hola, Noelia!
      Desde luego que el amor no lo trae la sangre y cada día lo veo más claro. Si volviera a nacer volvería a vivir lo mismo, con las luces y las sombras, sin dudarlo.
      Gracias por haberme dedicado un poco de tu tiempo.
      Un abrazo

      Responder
  4. Georgia Perera Dice:

    Hola Maleny,
    acabo de leer tu post y es emocionante porque emociona todito.
    Admiro tu búsqueda, tu resolución, tu empatía, tu valor…
    No tengo hijos y no los quiero. Me encantan los niños y, la verdad, todavía me pregunto por qué no surgen de mí esas ganas de ser madre. Me imagino que soy demasiado egoísta y huyo de las responsabilidades, también porque tengo miedo de querer por encima de todo y de que ese amor no me deje vivir. Por todo eso me admira tanto vuestra historia y la de tantos otros que se encuentran en ese proceso. Mis felicitaciones a todos por poseer esas maravillosas cualidades que son necesarias (indispensables) para adoptar.

    Responder
    • Maleny Dice:

      Hola, Georgia!
      La opción de no ser madre es tan válida como cualquier otra, obviamente, aunque parece que aún eso no se entiende. Desde luego tienes toda la razón, ser madre es querer por encima de todo y sufrir desde el minuto cero. Ya sea como en mi caso por la vía de acogida, de mi hija mayor, por la vía adoptiva como mis hijos pequeños o por la biológica como tantas y tantas familias deciden hacer desde que el mundo es mundo, como diría mi madre!. Pero también es algo inmensamente enriquecedor y la sensación de amor más profunda que se pueda sentir.
      Muchísimas gracias por tu tiempo para leernos y por tus preciosas palabras. Espero que compartas muchos más ratitos con nocotros.
      Beso

      Responder
    • Maleny Dice:

      Hola!
      Muchas gracias por leerme. Nunca te consideres egoísta por no hacer algo para lo que crees no estar preparada, creo que es muy respetable. Ser padres es para siempre y hay que tenerlo muy claro ya que no es un camino de ensueño, ya sea biológico, de acogida o de adopción. Hay muchos padres que siguieron “la tendencia natural” por decirlo de alguna manera y luego las consecuencias las viven los hijos. Admiro tu decisión ya que, como imagino, tendrás que oir mil comentarios de personas que no entienden tu postura. Aquí, te aseguro, que siempre encontrarás el respeto que mereces, tengas o no tengas hijos.
      Muchísimas gracias por haber formado parte por unos instantes de nuestra pequeña historia y espero que nos sigas leyendo.
      Un abrazo

      Responder
  5. Maira Dice:

    Hola! Es hermosa la historia! Me emocione …soy mamá de un niño de 5 años…y es increíble lo que has echó, adoptar debe ser hermoso , mucha paz y felicidad!

    Responder
    • Maleny Dice:

      Hola, Maira!
      Muchas gracias por tu tiempo y leer mi historia que es como la de tantas familias. Tú también eres madre y sabes qué es la sensación, el amor…nosotros igual, con el añadido de un camino duro hasta llegar a abrazar a nuestros pequeños, camino incierto. Ahora hay muchas familias en una situación muy dura e injusta esperando a sus hijos, con una incertidumbre desesperante. Es por ellos que se crea esto, para que todos entendáis lo que vivimos y sientan el calor que podemos darle.
      Gracias de nuevo, te espero por aquí.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *